Bienvenido a Dejection Port

Saludos a todos los futuros lectores, primero gracias por detenerte en este lugar me es gratificante ver que de alguna manera te ha llamado la atención lo que hago. El siguiente texto es una muy pequeña introducción para una de las obras que quiero redactar “Dejection Port” asi como finalmente eh querido llamarle. bueno para no alargarme mucho también en actualizado la pagina “Acerca de” para que sepan un poco mas de que va todo esto.

Bienvenido a Dejection Port

—   …es frio…hace frio…y que es con toda esta niebla

De repente me encontraba navegando en lo que parecía un océano infinito, una sensación que había experimentado ya mucho antes. Y de hecho eh empezado a notar que cierta persona es más volátil de lo que aparenta.

—   De nuevo he venido a parar aquí, ahora tendré que soportar su discurso de siempre, pero lo raro es que… no me he topado con uno de…hable demasiado.

Como era costumbre de este lugar siempre había alguna trampa o enemigo, esta vez aparecieron copias mías, ya tenía armas y todo así que bueno, son horas y horas de oleadas cada uno con habilidades distintas y cada vez eran más duros de vencer, esa es la finalidad de las tierras de la liberación, quien cae en ellas de alguna u otra forma logra dar con la raíz de sus problemas, en mi caso como siempre la raíz era yo mismo. Espejos, copias, grandes salones con fotografías mías. Así ha sido siempre cada vez ella encontraba más formas de hacerlo. Lo único malo es que cada vez que llego aquí lo hace peor, tortura psicológica, física, laberintos, juegos mentales. Parecía su juguete más que cualquier otra cosa.

Una vez terminadas las oleadas di mis no deseadas copias, llega un momento de calma en el que puedo sentarme, sanar algunas heridas y realizar por fin el por qué me encuentro de nuevo aquí. A lo lejos puedo observar la luz de un faro, lo que quiere decir que el viajecito de “vacaciones” se acerca a su fin. Podía ver las almas rondando el faro, que a su vez parecía que fuera a desaparecer en cualquier momento, seguía mi camino y a lo lejos se pudo observar una figura y con ella de entre la niebla emergió un gran muelle.

Ojos verdes, piel pálida, orejas puntiagudas, vestido negro lleno de rosas negras. Ella se creía de la más alta sociedad demoníaca pero la realidad era otra. Telobeko era pues quien esperaba en aquel muelle a su más preciado juguete.

—   ¡Que la nieve empiece a caer! ¡Mira nada más quien ha regresado a mis brazos!

—   ¿Que?

—   Como lo has escuchado, tú que nunca aprendes has vuelto aquí. ¿Sabes cuánto tiempo estuve sola?

—   De hecho no lo sé, pero si fue mucho tiempo es porque lo he estado haciendo bien ¿verdad?

De su tono burlón y eufórico, a una mala cara recibo una cachetada con todas las fuerzas que un demonio de bajo rango como ella puede tener. Y por supuesto muero dramáticamente… pero bueno este no es el mundo real, es el mundo de Telobeko después de todo.

—   Ah mira que hacerme enojar así

—   Si no lo hiciera esta reunión perdería su sentido

—   Tienes razón, de hecho me gusta. Gracias por venir de nuevo. – dice con un gentil gesto

—   No hay de qué.

—   Dime que tal te parece mi nueva creación.

En realidad luego de que ella dispersara la niebla e hiciera nevar fue que pude notar la belleza de este lugar. Todo cubierto de nieve y con aquel océano helado era como estar en el yukon.

—   Solo puedo decir que siempre has tenido buen gusto.

—   A que si cierto, pero sabes que esto es para cada persona que viene aquí así que de cierta forma es como si tú lo hubieras hecho.

—   Ah vamos no soy capaz de algo así. Pero lo que si no esperaba fue que te gustara la nieve.

—   Amarla es poco

—   Eh

—   No puedo ponerte lo mismo siempre, ya pensare en la próxima

—   ¿No deberías ayudarme a no regresar?

—   ¿Eres tonto?

—   No

—   Lo eres, soy un demonio recuerda es lo contrario.

—   A verdad…

—   Aah!, ves por eso siempre regresas. Por idiota

—   No lo negaré.

Me extendió su mano invitándome a seguirla, oferta que no podía ser rechazada y una conversación que no podía ser evitada. “Dejection Port” o “Puerto del desaliento” así es como beko le había puesto a este lugar, un nombre perfecto para el lugar a donde terminaría llegando alguien como yo. Ya ella lo tenía todo planeado.

De un momento a otro vi que su tono de hablar cambio. De alguna forma lucia algo distante y no me miraba como lo solía hacer.

—   Sabes… esta vez las cosas serán distintas.

—   ¿A qué te refieres?

—   Esta vez haremos algo para que no regreses más aquí.

—   Oh… ¿no que no podías hacerlo?

—   No quería hacerlo…

—   ¿Que?

—   Nada! Tu solo sígueme

Anuncios

2 comentarios sobre “Bienvenido a Dejection Port

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s